Admisiones MX: +52 (664) 363-7818

¿Cómo hablar con un hijo rebelde? 5 consejos prácticos

como-hablar-con-un-hijo-rebelde-5-consejos-practicos

Eres padre y no nos dejarás mentir. Parece que en cada etapa del desarrollo de tu hijo, hay un momento en que se vuelve rebelde e incontrolable. A veces son los terribles dos, otras la crisis de los 10 y a veces la terrible adolescencia.

Y cada vez que sucede, no es raro experimentar un conflicto entre padres e hijos que se enfrentan a una lista aparentemente interminable de problemas generados por una falta de comunicación con los hijos.

Pero aprender las causas fundamentales del comportamiento rebelde de un niño y cómo manejarlo puede ayudarte a evitar que se dañe su relación.

¿Cómo hablar con un hijo rebelde? Objetivamente, debes entender que tu hijo es una persona independiente, con pensamientos y sentimientos que quizás no siempre coincidan con los tuyos.

Pero cuando sus sentimientos emergen como un comportamiento rebelde, puede ser difícil aprender no solo a manejarlo, sino a ayudarlo a superarlo, especialmente cuando, como padre, puede ser fácil presionar para salirse con la suya.

Está comprobado que estos consejos funcionan:

Ten en cuenta la edad de su hijo

Tratar con un niño rebelde puede ser difícil, pero debes ajustar tu enfoque según su edad.Si bien puedes tener una conversación sincera y constructiva con un niño adolescente, no tendrá mucho sentido intentarlo con un pequeño en edad preescolar o primaria.Con ellos es recomendable mantener conversaciones sobre su comportamiento rebelde más cortas con un vocabulario simple que los pequeños entenderán.Declaraciones neutrales tan simples como: “Entiendo que estés molesto, pero no tiramos nuestros juguetes solo porque no podemos comer otra galleta”, son mejores que un tono acusatorio que diga “¿Por qué tiras tus juguetes? ¡Odio cuando haces eso!”.

Controla tus emociones

Esto puede ser especialmente difícil de hacer ya que tienes una urgencia por frenar las acciones rebeldes de tu hijo. Pero sentirte emocionalmente provocado por el comportamiento de tu hijo marca un enfoque negativo para cualquier interacción que tengas y será muy difícil que llegues a la causa del problema.Además, debes modelar la forma correcta de expresar sentimientos como la infelicidad o la frustración de tu hijo. Es bastante difícil convencer a un niño rebelde de cualquier edad de que debe seguir tus instrucciones cuando le gritas y lo regañas.Además, es importante que aprendan que las peleas a gritos y las conversaciones difíciles no son una buena combinación.Para los niños más pequeños, concéntrate en tácticas como hacer que se sienten, contar hasta cierto número (por lo general, 10 es bueno) o practicar la respiración lenta para ayudarlos a calmarse.

No te conviertas en un dictador

Sí, tú eres el padre o la madre, pero no debes abordar la crianza de los hijos como una dictadura. Si bien es perfectamente normal manejar la mayoría o casi todas las elecciones y decisiones de un niño cuando es muy pequeño, no puede esperar que eso dure para siempre.Incluso a los niños pequeños se les debe dar la opción de elegir una o dos cosas, sin importar cuán pequeño sea.Un estudio examinó el comportamiento adolescente de los niños que fueron criados por padres autoritarios en los años preescolares, en comparación con aquellos que fueron democráticos con sus hijos pequeños.Los resultados arrojaron que los niños criados por padres que los tomaban en cuenta eran adolescentes más competentes y adaptados.Suponiendo que tu hijo no está presionando para hacer algo peligroso, como usar las drogas, darle un poco más de libertad en realidad podría ayudar a reducir sus formas rebeldes en lugar de encerrarlo, controlarlo y vigilarlo todo el tiempo.Con niños más pequeños, esto puede ser tan simple como dejarles elegir su ropa para el día o su próxima comida. Con los niños mayores, pueden ser elecciones condicionales que dependen de que sigan los límites establecidos.

Cosas como pasar el rato con amigos, aumentar las asignaciones o poder usar el auto familiar son excelentes motivadores para alentar a los niños potencialmente rebeldes a «cumplir con las normas».

Deja los límites claros

Es un hecho bien conocido que los niños suelen ser rebeldes porque quieren poner a prueba los límites de sus padres para ver hasta dónde pueden llegar antes de enfrentarse a las consecuencias. Entonces, si no has dejado en claro dónde se encuentran esos límites, no estás libre de culpa aquí.Ahora es el momento de comenzar a crear pautas y apegarse a ellas. Si tienes reglas muy estrictas en tu hogar, podría ser el momento de revisarlas y considerar cuáles podrían necesitar una actualización.Nadie quiere vivir bajo un pulgar indefinidamente. No querrías trabajar para un jefe que te somete y te mantiene con una correa increíblemente corta.Recuerda que la comunicación es clave y que debe incluir a tus hijos, especialmente a los niños mayores, en cualquier discusión sobre cambios de reglas y posibles consecuencias.

Pide ayuda profesional

A veces, por más que intentes ayudar a tu hijo a lidiar con su proceso de rebeldía, educando con amor, no logras calmar las cosas. Es entonces cuando necesitas acercarte a los profesionales que te mostrarán cómo hablar con un hijo rebelde con técnicas efectivas y profundizando en el posible motivo de su comportamiento.

Sunset Bay Academy es una escuela terapéutica con amplia experiencia en el cambio de conductas de riesgo así como en el tratamiento de trastornos del estado de ánimo y del desarrollo de los niños con problemas de comportamiento.

Nuestro objetivo, además de lograr un cambio positivo en el comportamiento de tu hijo, es reintegrarlo con su familia, empoderar sus cualidades y fortalezas, y ayudarlo a aprender y a completar sus estudios académicos mientras se prepara para ser un adulto empático y sano.

Llámanos hoy y conoce los programas para jóvenes rebeldes que ha ayudado a cientos de familias a recuperar su paz y bienestar.

Estamos para servirte.