Admisiones MX: +52 (664) 363-7818

Los 11 beneficios de la actividad física en adolescentes

beneficios-de-la-actividad-fisica-en-adolescentes

Mucho se habla de los beneficios de la actividad física en adolescentes. ¿Pero realmente sabes por qué es tan importante que dediquen al menos un momento del día para mantenerse en movimiento?

Esto te sorprenderá. ¡Sigue leyendo!

Ser físicamente activo todos los días es bueno para tu hijo preadolescente o adolescente porque:

  • Mejora la salud de su corazón y pulmones.
  • Refuerza su sistema inmunológico.
  • Lo ayuda a desarrollar músculos y huesos fuertes, además de una buena postura.
  • Lo ayuda a mantener un peso saludable y evitar el sobrepeso o la obesidad.
  • Reduce el riesgo de presión arterial alta, ansiedad, depresión y diabetes tipo 2 .

Además, la actividad física también es excelente para:

  • Equilibrar el sedentarismo de pasar largos períodos de tiempo sentado y estudiando.
  • Mejorar su concentración y memoria.
  • Lo ayuda a aprender nuevas habilidades.
  • Aumenta su confianza en sí mismo.
  • Lo ayuda a reducir el estrés y mejora el sueño.
  • Es una excelente actividad para hacer y mantener amigos.

De hecho, la actividad física también es una excelente manera de canalizar la energía que pareciera incontrolable en algunos jóvenes hiperactivos y evita que los adolescentes en general caigan en malos hábitos o tengan actitudes irritables o agresivas por no saber manejar sus emociones, el estrés o la ansiedad de la escuela y la vida misma, de manera positiva.

Y a todo esto…¿qué podemos decir que es la actividad física?

Sencillo. Cualquier actividad que implique mover el cuerpo. Desde actividades cotidianas, hasta deportes o bailar.

La actividad física ligera incluye todo lo que hacemos en nuestra rutina diaria como caminar tranquilamente, cocinar o tocar un instrumento.

Las actividades moderadas podrían incluir caminar a paso ligero, bailar, andar en bicicleta o nadar. Incluso ayudar con algunas de las tareas más activas dentro y fuera de casa puede ser bueno.

Las actividades vigorosas aumentan el ritmo cardíaco significativamente, como por ejemplo deportes como el fútbol, ​​el ciclismo o el básquetbol.

Por último, las actividades que fortalecen los músculos y los huesos requieren ejercen un esfuerzo adicional. Estas incluyen saltar, correr, trepar y levantar objetos, así como flexiones, estocadas y sentadillas.

¿Cuánta actividad física necesitan los jóvenes?

los-11-beneficios-de-la-actividad-fisica-en-adolescentesEn términos generales, se dice que los niños de 5 a 18 años necesitan una hora o más de actividad física, de moderada a vigorosa y varias horas de actividad física ligera cada día.Y al menos tres días a la semana, esto debe incluir actividades que fortalezcan los músculos y los huesos.

Los jóvenes de 18 años o más deben realizar de 2.5 a 5 horas de actividad física moderada o de 1 a 2.5 horas de actividad física vigorosa cada semana.

También pueden hacer una combinación de actividad física moderada y vigorosa que sume suficiente actividad en general. En este caso, al menos dos días a la semana deben incluir actividades que fortalezcan los músculos.

Como ves, tu hijo no necesita invertir muchas horas de su vida a realizar actividades físicas, tan sólo un poco cada día puede crear un impacto abismal en su desarrollo físico, emocional, mental y hasta social.

Además, si últimamente notas que tu adolescente no te hace caso, pasa su tiempo libre en vicios, está irritable y molesto o ha bajado su rendimiento escolar, el ejercicio puede ser una gran manera de ayudarlo a volver al camino.

Claro que el apoyo profesional nunca está de más. Actualmente existen centro de rehabilitación para jovenes como Sunset Bay Academy, especializados en ayudar a niños con problemas de comportamiento, drogas, alcohol o bajo desempeño en la escuela por rebeldía.

Sus programas para jóvenes rebeldes incluyen varias sesiones de deportes a la semana para aprovechar todos los beneficios de la actividad física en adolescentes y ayudarlos a salir de sus zona de confort, a trabajar en sus debilidades y a enriquecer sus fortalezas.

¿Te interesa, pero no estás seguro de si es para tu hijo? Contáctanos a nuestro departamento de admisiones y con gusto te daremos una asesoría personalizada.